jueves, 17 de octubre de 2013

Día Ciento cincuenta y ocho

Despojada de todo orden, cual presa fácil de labilidades emocionales, vago por pasillos asépticos y láminas Archers. Caóticos días en que perderse es la mejor opción, dejando atrás ríos de tinta y trazos (in)acabados. Falanges ateridas, miedo grabado entre astigmáticas pupilas, egocéntrico singular, ángulos demasiados rectos...

Le.chatnoir. 90º






8 comentarios:

  1. El problema es encontrar el intersticio para perderse... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me pregunto:
    Qué es lo que ve?
    Tu dibujo me hace sentir dentro de un espejo

    Con los ángulos harás pajaritas, molinillos de viento...

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Que el miedo, nunca doblegue nuestros desordenes
    Se te echaba de menos
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tus trazos (in)acabados son pura maravilla
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Me saco los ojos con una cuchara y ceo en la sopa de tu dios...

    ResponderEliminar
  6. Dibujar como cura de la apatía. Y si además dibujas con tanta arte como tú!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Pero queda la vuelta al río. Y esa sí es.
    Esa forma de escribir alcanza sitios extraños de la mente.
    Abrazo.

    ResponderEliminar