domingo, 25 de agosto de 2013

Día Ciento cincuenta y siete

Podría contabilizar todos y cada uno de los pasos en que nos hemos perdido por la gris Belfast, partiéndonos el corazón entre rápidas caladas y charlas infinitivas en que el verbo -por supuestísimo- nunca es personal. Matemática pura difuminándose entre la ilógica regla de tres en que siempre solemos basar nuestra particular historia interminable...


Francis Bacon. Two Figures

  

6 comentarios:

  1. aaay el periplo... grande Bacon!

    Besos bonita!

    ResponderEliminar
  2. Creo que estoy en el laberinto de los senderos que se bifurcan... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tremendo Bacon.
    Espero el día 158.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Habitar, fingir que no estamos...brutal Bacon

    Me alegro de volver a verte

    bsos

    ResponderEliminar
  5. Cuando murió Picasso este hombre dijo: "ya, no queda nadie con quien hablar"
    Creo q era verdad.
    Llevo un rato persiguiendo tus blogs por blogge ;) cómo me gusta lo que haces, y cómo lo haces.

    Saludos

    ResponderEliminar